El “Gato” Ossés completa su trilogía de discos que reivindican a músicos patagónicos

Miércoles, 30/11/2011

“PATAGONIA: ADN”, EDITADO ESTE AÑO, ES LA CONTINUACION DE “PATAGONIA AL SUR” Y “GATO OSSES EN EL CAMINO”

El “Gato” Ossés completa su trilogía de discos que reivindican a músicos patagónicos

La tesis de Ossés es que a la música patagónica la nutren tres corrientes: lo ancestral, lo recibido de los inmigrantes y lo recibido de la región pampeana. Una verdadera mixtura entre lo heredado y lo recibido. “Así es la Patagonia y su música”, sostiene.


En “Patagonia: ADN”, el Gato interpreta a tres cantores chubutenses: Nito Saiz, Valeriano Avilés y Abelardo Epuyén González.

“Patagonia: ADN” es el nombre del disco que completa la trilogía pensada por Héctor Raúl Ossés, mejor conocido como el “Gato” Ossés. Este trabajo pretende reivindicar a los músicos populares patagónicos y cierra el círculo iniciada por Patagonia al Sur (2007) y seguido por Gato Ossés en el camino (2009).

Acompañado de Pascual “Nito” Saiz, el “Gato” explicó a Diario Patagónico: “consideramos que la música patagónica también involucra al paso doble, a la ranchera, a la polka, al vals. Porque la nutren tres corrientes”. Una verdadera mixtura entre lo heredado y lo recibido; así es la Patagonia y su música.

La primera es lo ancestral, lo heredado, “los golpes de la tierra. Después, lo que recibimos de los arrieros, de los esquiladores: “dentro de la maleta de algún arriero venía un acordeón y con el acordeón venía lo que escuchaba”, dijo Nito Saiz. Y la influencia de la región pampeana.

En “Patagonia: ADN”, el Gato interpreta a tres cantores chubutenses. Uno es el propio Nito Saiz (con “Solito en el campo”), otro es Valeriano Avilés (con “Mollitún papai inché”, en mapuche “Estoy borracho, señora”) y otro es Abelardo Epuyén González (con “Mi arroyo”), considerado el padre de la música patagónica.

Con respecto a la canción de Avilés, Mollitún papai inché, el Gato Ossés detalló: “está escrito en mapuche cuando la lengua mapuche no tenía, entre comillas, la legalidad que tiene ahora, porque ahora se respeta mucho”.

En el booklet, distintos referentes de la cultura chubutense escriben breves biografías de estos músicos.

La periodista Elvira Córdoba escribe sobre Nito Saiz: “nació en Pampa Amarilla, Chubut, un universo que tiene al Pico Salamanca como referente central. Aquí, como en todos sus temas, se percibe el olor a tomillo, la textura de la malaspina y esa greda marrón clara, seca que el viento levanta desde el suelo”.

Acerca de Valeriano Avilés, escribe Horacio Contreras, músico de Trelew: “nacido en la zona de Epuyén, es un artista alejado de la ambición y el ego. Agreste, divertido, ensimismado, genuino de expresión. Mollitún fue escrita en mapudungun, su lengua materna, cuando ni siquiera se consideraba un idioma”.

Sobre Abelardo Epuyén González es Nelson Avalos, músico de El Hoyo, quien hace una pequeña biografía: “Considerado casi por unanimidad como el precursor de la canción cordillerana, Abelardo es también uno de los referentes de la música de raíz folclórica en toda la región del sur”.

fuente: http://www.elpatagonico.net/index.php?item=nota&idn=112066&ref=hoy