(No) Escribir

Miércoles, 22 de Junio de 2011 19:52

Carta del 21 de junio de 2011.

Hoy es 21 de Junio, el día más corto, y la noche más larga del año en nuestro hemisferio. Pero no voy a escribir. Mi última nota se publicó hace dos meses y desde entonces no he logrado responderme una pregunta: ¿quién me va leer en estos tiempos?

Estuve a punto de hacer una nota relacionada con la Resonancia Schumannque trata sobre las investigaciones de un físico alemán. Estableció que la tierra tiene un sonido, que se puede escuchar su latido. Que hay una resonancia electromagnética entre la superficie y el piso de la ionósfera. Pero la descarté.

Tuve varias ideas en este tiempo transcurrido desde que apareció mi última nota pero, tal como ahora –que he resuelto (no) escribir- me quedé en silencio.

Hoy comienza el invierno. El Sol está todo lo más lejos que puede estar de nuestro cuerpo. La luz –aquí en Buenos Aires- está llegando débil, interferida por las nubes y el aire saturado de humedad.

Hoy terminé de redactar las inserciones y un par de nuevos textos para la segunda edición dePatagonia, ficción y realidad. Grabé la voz en la última canción del nuevo disco que se llamaráPatagonia ADN.

Todo lo hice hoy, lejos de la luz del Sol. (No) lo voy a escribir.

Pasado mañana, el 23 de Junio, los pueblos originarios de Sudamérica despiden al año viejo. Se termina el tiempo de las cosechas y se inicia el tiempo de las siembras. El solsticio de invierno ha llegado para nuestro hemisferio. El 24 de junio los pueblos van a celebrar el año nuevo y rogarán por la fecundidad y la alegría.

Quisiera (no) escribir que roguemos nosotros también. Oremos.

Fuente: http://vocesyapuntes.com/index.php?option=com_content&view=article&id=12461:no-escribir&catid=20:hector-qgatoq-osses